Noche de paz el villancico que detuvo (por un momento) la guerra

¿Quien no lo ha cantado? es un clásico de noche buena, y hoy te contamos como este villancico por una noche logró detener por un momento la guerra.

La historia es bastante breve pero no por eso deja de tener un gran valor emotivo. Era la vispera de la navidad del año 1914, y en europa se escuchaban los primeros tambores de guerra, era el comienzo de la tragica primera guerra mundial. Pero eso no frenó el animo festivo de un grupo de soldados alemanes y britanicos que se encontraban en el frente de Flandes, quienes dejaron las armas a un costado y comenzaron a cantar alegremente noche de paz.

Todo esto fue conocido como «La tregua de navidad de 1914» donde Alemanes e ingleses por una noche decidieron salir de sus trincheras, todo comenzó cuando los británicos comenzaron a ver que los alemanes levantaban en sus propias trincheras arboles de navidad, con adornos y luces. Posteriormente desde el lado germano comenzaron a cantar villancicos navideños, los que fueron respondidos por los ingleses con otros villancicos. Por un rato la guerra pasó de ser un cruce de balas, a una sana competencia de canciones navideñas. A la medianoche los alemanes invitaron a los ingleses a unirse a la fiesta y acercarse a las trincheras. Los ingleses un tanto nerviosos pensando que seria una emboscada salieron de sus propias trincheras y se acercaron a las de su adversario. Para sorpresa de ellos, no hubo emboscada, y ambos bandos por una noche olvidaron sus diferencias y se unieron alegremente a la fiesta de navidad. Compartieron regalos, tabaco, salchichas, entre otros productos. Y para cerrar incluso se animaron a jugar un partido de futbol.

A la mañana siguiente, los altos mandos dieron la orden de detener toda relación de amistad con el adversario. Sin embargo esa mañana del 25 de Diciembre si bien nadie salió de sus trincheras, no se escuchó un solo disparo. La tregua siguió por al menos todo el 25 de Diciembre.