“Un acto inhumano y bárbaro”: Haití declara estado de emergencia nacional por asesinato del presidente Jovenel Moise

Puerto Príncipe había estado sufriendo un aumento de la violencia a medida que las pandillas luchan entre sí y con la policía por el control de las calles. La nota es de La Voz de América.

El primer ministro interino de Haití, Claude Joseph, declaró el miércoles el estado de emergencia a nivel nacional tras asesinato del presidente Jovenel Moise y llamó a la población a mantener la calma, asegurando que “la situación está bajo control”.

La declaración del estado de emergencia sigue al comunicado publicado el miércoles informando que un grupo de personas no identificadas atacó la residencia privada del presidente haitiano durante la noche y lo mató a tiros, dijo el primer ministro. 

Medios locales informaron que el aeropuerto de Haití en Puerto Príncipe estaba cerrado tras el asesinato de Moise.

La esposa de Moise resultó herida y estaba recibiendo atención médica, dijo Joseph en el texto.

El texto describió el hecho como un “acto inhumano y bárbaro”.

La embajada de Estados Unidos en Puerto Príncipe dijo en un comunicado que estaría cerrada el miércoles debido a “la actual situación de seguridad”.

Moise había gobernado por decreto durante más de un año después de que el país no pudo celebrar elecciones legislativas. Intentó impulsar una controvertida reforma constitucional.

El ataque ocurrió en medio de una creciente ola de violencia políticamente vinculada en la empobrecida nación caribeña. Con Haití dividido políticamente y enfrentando una creciente crisis humanitaria y escasez de alimentos, existe el temor de un desorden generalizado.

“Se están tomando todas las medidas para garantizar la continuidad del estado y proteger a la nación”, dijo Joseph. Se escucharon disparos en toda la capital, según reportó la agencia Reuters.

Puerto Príncipe había estado sufriendo un aumento de la violencia a medida que las pandillas luchan entre sí y con la policía por el control de las calles.

Esa violencia fue alimentada por un aumento de la pobreza y la inestabilidad política. Moise se ha enfrentado a feroces protestas desde que asumió la presidencia en 2017, y la oposición lo acusó este año de buscar instalar una dictadura al extender su mandato y volverse más autoritario, pero había negado esas acusaciones.

Meses de protestas

Durante meses los haitianos han estado saliendo a las calles a protestar en medio de la disputa acerca de cuándo debía terminar el mandato del presidente Moise. Estados Unidos y las Naciones Unidas, si bien han respaldado la afirmación de Moise de que solo ha cumplido cuatro años de un mandato de cinco años, habían también instado a que se convocaran elecciones este año.

El 7 de febrero, Moise había anunciado que el gobierno había frustrado un intento de golpe. Tres jueces de la Corte Suprema fueron marginados. En marzo pasado, los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU expresaron su preocupación por el empeoramiento de la inestabilidad política en Haití.

Moise habló entonces con el Consejo de Seguridad defendiendo las medidas que había tomado.

“Para reforzar el estado de derecho (…) en ausencia de un parlamento en funcionamiento, tuve que aprobar ciertos decretos que eran necesarios para combatir el crimen organizado, la inseguridad desenfrenada y el secuestro”, dijo Moise en francés.

Crece rechazo internacional

Como “un acto abominable” ha sido calificado el asesinato del presidente de Haití por países de la región y la comunidad internacional.

El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Gutteres, condenó el miércoles el asesinato y pidió que los responsables sean llevados ante la justicia, según informó su portavoz en un comunicado.

“El Secretario General llama a todos los haitianos a preservar el orden constitucional, permanecer unidos ante este acto abominable y rechazar toda violencia”, dijo el portavoz de la ONU Stephane Dujarric. “Las Naciones Unidas continuarán apoyando al Gobierno y al pueblo de Haití”.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, condenó el miércoles el asesinato del presidente de Haití y dijo que se necesitaba más información sobre el ataque. 

“Estamos conmocionados y entristecidos de escuchar sobre el horrible asesinato del presidente Jovenel Moise y el ataque a la primera dama Martine Moise de Haití”, dijo Biden en un comunicado.

“Condenamos este acto atroz”, dijo, manifestando sus deseos para la recuperación de la primera dama.

“Estados Unidos ofrece sus condolencias al pueblo de Haití, y estamos listos para ayudar mientras continuamos trabajando por un Haití seguro y protegido”.

Presidentes de varios países como Venezuela, Panamá, Chile, República Dominicana, Argentina, Bolivia, Cuba y otros de la región, han condenado el ataque que costó la vida al presidente de Haití.

Fuente: “Un acto inhumano y bárbaro”: Haití declara estado de emergencia nacional por asesinato del presidente Jovenel Moise | Voz de América