EE. UU. anuncia el fin de la misión en Afganistán

La salida de las tropas estadounidenses, así como las de la coalición internacional estos últimos días, deja en una difícil situación a miles de afganos que durante años colaboraron con Occidente. El presidente Biden adelantó que continuará la evacuación de quienes quieran abandonar el país. La nota es de La Voz de América.

Tras más de veinte años de conflicto, las Fuerzas Armadas estadounidenses completaron este lunes su retirada de Afganistán y pusieron fin a las tareas de evacuación, respetando así el 31 de agosto [hora local de Kabul] como fecha límite para la salida del país acordada con los talibanes.

“Estoy aquí para anunciar que hemos completado nuestra retirada de Afganistán y el fin de la misión para evacuar a estadounidenses, ciudadanos de terceros países y afganos vulnerables”, anunció el general Kenneth McKenzie, jefe del Comando Central del ejército de EE. UU. en rueda de prensa, desde el pentágono.

Debido a la dificultad para evacuar a los miles de afganos que querían salir del país, ante la inapelable caída del país en manos de la insurgencia talibán a mediados de agosto, numerosas voces en Washington habían abogado por prolongar la misión por unos días, algo a lo que se oponía tajantemente el presidente Joe Biden, alegando que eso no haría sino que poner en peligro a las tropas estadounidenses.

En ese sentido McKenzie dijo que EE. UU. “había pasado de cooperar en materia de seguridad con un socio y aliado de muchos años a iniciar una relación pragmática de necesidad con un enemigo de mucho tiempo en ese entorno”, en referencia a los talibanes, con quienes se había alcanzado un status quo que permitía a la alianza mantener el control del aeropuerto Hamid Karzai, en Kabul.

El alto militar agradeció a los más de 800.000 militares y 25.000 civiles que sirvieron en el más largo conflicto militar en la historia del país norteamericano.

Por contra, el líder republicano en la Cámara, el senador Kevin McCarthy, quien se ha erigido en una las más críticas voces contra la retirada de las tropas, insistió el lunes que la Casa Blanca ha fallado en esta operación.

“La mala planificación de la administración Biden está poniendo en riesgo a más hombres y mujeres de uniforme. Estamos en una crisis de liderazgo: el presidente Biden ha fracasado”, dijo McCarthy en un tuit.

Los talibanes celebran la retirada

El portavoz talibán Zabihullah Mujahid informó a los residentes de la capital afgana a través de un tuit: “Los sonidos de los disparos en Kabul son imágenes de alegría por la retirada de las tropas estadounidenses, y los ciudadanos no deben preocuparse por ello. Estamos en proceso de superarlo”.

Aunque la fase militar ha terminado, el general McKenzie se mostró optimista respecto a la posibilidad de continuar facilitando la evacuación de estadounidenses que se han quedado en el país. “La secuela diplomática de esto comenzará ahora y considero que nuestro Departamento de Estado va a trabajar muy duro para permitir regresar a los ciudadanos estadounidenses que quedan allí”, dijo.

Además, el general McKenzie señaló que, al declarar el fin del despliegue militar, el armamento que deja atrás el ejército estadounidense en Afganistán -y que previsiblemente acabará en manos de los talibanes- “acaba de pasar del ámbito militar al ámbito diplomático, y el Departamento de Estado ahora tomará la iniciativa”.

La Casa Blanca y el Pentágono habían anunciado que hasta la madrugada del lunes, un total de 116.700 personas habían sido evacuadas luego de la toma de Afganistán por parte de Talibán a principios de agosto, incluidas aproximadamente 1.200 personas en 26 vuelos militares estadounidenses y dos vuelos de la coalición desde el domingo hasta el lunes.

Un ataque suicida al aeropuerto, que fue reclamado por el Estado Islámico del Gran Jorasán (ISIS-K), dificultó las operaciones de evacuación de Estados Unidos y las fuerzas aliadas. En el incidente 13 militares estadounidenses murieron, así como decenas de civiles, lo que aumentó la cifra a 170 fallecidos.

Biden agradece el trabajo del personal militar y civil

El presidente Joe Biden, por su parte, trasladó mediante un comunicado su agradecimiento a todo el personal, tanto militar como civil, que ha participado en las labores de evacuación y que, “tal y como estaba previsto” han logrado poner fin a la misión “sin la pérdida de más vidas estadounidenses”.

El mandatario anunció que el martes se dirigirá a la nación para abordar su decisión “de no extender nuestra presencia en Afganistán” más allá del 31 de agosto. No obstante, adelantó que la orden estuvo basada en una recomendación “unánime” del Estado Mayor Conjunto y demás jefes militares.

“Los últimos 17 días han visto a nuestras tropas ejecutar el puente aéreo más grande en la historia de Estados Unidos, evacuando a más de 120.000 ciudadanos estadounidenses, ciudadanos de nuestros aliados y aliados afganos de Estados Unidos”, celebró Biden en su declaración, poco después del histórico anuncio.

Según explicó el jefe de la Casa Blanca, a partir de este momento el secretario de Estado, Antony Blinken, será el encargado de coordinar la evacuación del resto de estadounidenses, afganos y otros ciudadanos que quieran salir de Kabul.

“El liderazgo estará en nuestra diplomacia, la misión militar ha terminado y la misión diplomática está comenzando”, dijo el propio Blinken más tarde el lunes.

El jefe de la cartera de Exteriores anunció que su Departamento ha armado un equipo para el trabajo por venir en relación con el regreso de los estadounidenses que se han quedado en territorio afgano y que saldrán del país cuando estimen pertinente.

“Desde hoy nuestra presencia diplomática en Kabul queda suspendida y las operaciones se trasladan a Doha”, expresó, al tiempo que dijo que el Congreso sería notificado de la medida.

Fuente: EE. UU. anuncia el fin de la misión en Afganistán | Voz de América