Apuntes de una reportera: Los amputados de Ucrania se preparan para volver a la guerra

Soldados ucranianos que han sufrido amputaciones muestran sus deseos y disposición de volver al frente de batalla, pero la adaptación a las prótesis es un proceso más lento del que quisieran. La nota es de La Voz de América.

Hay cierta bravura entre los heridos de guerra amputados en el Hospital St. Panteleimon en Lviv, Ucrania.

Nos encontramos con dos hombres en su hora del almuerzo, tras haber desminado carreteras y vecindarios. A ambos les falta la mitad inferior de una pierna debido a explosiones de minas durante su trabajo, y seis de sus compañeros de equipo también han perdido extremidades recientemente.

“Estamos demasiado ocupados para que esto nos dañe psicológicamente”, dice Taras, de 40 años, soldado y padre de dos hijos.

“Este tipo trabaja y tiene cuatro hijos”, agrega, señalando a su colega, quien envuelve y vuelve a envolver su muñón antes de probarse una prótesis temporal, un poco más pequeña. Unos minutos más tarde, la pareja regresa para buscar más minas en las infectadas tierras de Ucrania.

El protésico, Nazar Bahniuk, explica a la Voz de América su rápida visita al hospital y dice que las extremidades artificiales deben reemplazarse o ajustarse de vez en cuando, porque el muslo de una persona no está acostumbrado a soportar su peso.

“Te paras sobre tus talones y tus pies desde que tienes quizás un año”, explica.

La mayoría de los pacientes de Bahniuk provienen de zonas de batalla en el este de Ucrania, el corazón de la guerra de casi un año con Rusia, pero no hay ninguna región del país que se haya librado por completo, dice. Alrededor del 75 % de los pacientes son soldados y el resto son civiles, incluida una mujer de 70 años que recientemente pisó una mina terrestre.

La lista de espera para una prótesis en su hospital es de cientos, agrega Bahniuk.

Arriba, en una sala de rehabilitación, los pacientes usan cintas de correr y una bicicleta estática para recuperar fuerzas.

Andriy, de 44 años, perdió una pierna en septiembre en una misión en Jersón, una ciudad que estuvo ocupada por Rusia durante nueve meses, antes de ser liberada por Ucrania y ahora está bajo constante ataque.

Le preguntamos cómo se siente acerca de perder su pierna izquierda.

“Estoy triste porque perdí mi tiempo”, responde Andriy. “He estado en el hospital durante meses cuando podría haber estado luchando en la guerra”.

Los niños se preparan

En el centro de la ciudad de Lviv, donde los mercados están repletos durante el día con una población que durante mucho tiempo se incrementó con familias desplazadas, la oficina de turismo local ahora sirve como centro de prensa. Ofrecen botiquines de emergencia de primeros auxilios, chalecos antibalas y cascos a los periodistas independientes.

Olga Letnianchyk, funcionaria del centro de prensa, también es madre de una niña de ocho años. La escuela está abierta, dice, y los niños bajan regularmente al sótano cuando suenan las sirenas de los ataques aéreos o las bombas caen en la región, por lo general apuntando a la infraestructura fuera de la ciudad. Su hija tiene preparada una bolsa en caso de largas estancias en el albergue, dice, en la que cabe agua, un snack y un osito de peluche.

Pero Lviv es relativamente segura y está a más de mil kilómetros del frente, observa Letnianchyk en declaraciones a la VOA, razón por la cual se quedó en casa cuando millones de personas huyeron de Ucrania.

“Sería más difícil”, agrega, “estar afuera y no poder hacer nada”.

Como mucha gente aquí, bromea sobre los peligros de la guerra y dice que después de casi un año, las nuevas formas de vida en Ucrania se han vuelto «casi» normales.

Pero solo casi, enfatiza, diciendo que uno nunca se acostumbra realmente a las bombas que caen del cielo desde más de mil kilómetros de distancia. “Está mayormente bien”, dice ella. «Pero no mires hacia arriba».

Fuente: Apuntes de una reportera: Los amputados de Ucrania se preparan para volver a la guerra | Voz de América

__

Escuche en directo Radio Recital, la radio donde vive la buena música. Si lo desea puede bajarse la aplicación de Recital para Android.

Y recuerde, en www.radiorecital.com encuentra siempre las últimas noticias internacionales, y las claves para entender todo lo que le rodea, las mejores historias, el entretenimiento y, sobre todo, la buena música y los grandes clásicos de la música universal que no puede encontrar en otro lugar.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba